banner
 

Rituales

Una parte importante del Druidismo es la dimensión ritual de este camino. Los rituales involucran dos puntos fundamentales y también pueden clasificarse en dos grandes grupos.

1) Los rituales mayores, que se llevan a cabo a lo largo del año; usualmente cuatro u ocho festividades, que están explicadas con más detalle en la sección de Festividades y los ritos de paso.  Estos últimos involucran el paso de un estado a otro, son rituales inciáticos que marcan un cambio en nuestra vida.  Estos pueden ser rituales de iniciación en alguno de los grados del estudio del Druidismo; ritos de matrimonio, de nacimiento y de defunción. Usualmente estos ritos involucran la participación de la comunidad, pero si por alguna razón el Druida se encuentra lejos de su comunidad o desea realizarlos de forma privada, también es válido y se lleva a cabo.

El objetivo fundamental, a demás de contribuir al sentido de comunidad y pertenencia, cuando se realizan con otros Druidas, es el estar en sintonía con los ciclos naturales, es tener conocimiento dentro de nuestra mente, cuerpo y espíritu de los ciclos solares y lunares, de los ciclos de vida, muerte y renacimiento.

2) Los ritos privados. Estos incluyen ceremonias de consagración de algún objeto, plegarias, meditaciones, estudios, técnicas adivinatorias, invocaciones, creaciones y bendiciones de altares, etc. Aunque en general estos rituales se realizan de forma privada, no es condición única que se realicen en solitario, parejas o pequeños grupos pueden llevarlos acabo; y no existe un día determinado para ellos, si bien algunos Druidas encuentran que los momentos idóneos para realizarlos son los momento liminales de los ciclos de la tierra, como los equinoccios, solsticios, comienzos de estación, o las lunas nueva y llena.

 

Los rituales Druídicos no son ceremonias, es decir, no llevan una estructura rígida y ceremonial bajo un libreto definido, la tradición Druídica trata de evitar la rigidez en su espiritualidad, por lo que no admite  e incluso ve como pérdida de validez, el llevar a cabo un ritual de forma dogmática y mecánica, nadie puede decir los puntos que deben estar en todo ritual ni los puntos que no pueden incluirse.  La historia nos ha mostrado que cuando se dogmatizan los rituales y cada uno solo juega un papel, como si de una obra de teatro se tratara, de forma mecánica, se pierde la dimensión espiritual y conectiva del ritual.  ¿Cuántas veces hemos visto a gente ir a misa cada domingo sin enterarse de que va o tener una verdadera conexión ritual?  Por nombrar un ejemplo de una religión conocida por la mayoría, pero esto se ve repetido en muchas religiones a lo largo del mundo.

Así pues, si bien hay ciertos parámetros guía de cómo llevar a cabo un ritual, y existen textos con rituales ya escritos por Druidas con experiencia o por las Órdenes de Druidas, estos tienen solo como intención ser guías para que el Druida individual las adapte a sus sentimientos y pensamiento. Cada Druida (o comunidad de Druidas) es responsable de su ritual, que debe ser espontáneo, sincero y una forma de acercamiento a la Divinidad, los ancestros y los espíritus de la naturaleza. 

 Es también común que el ritual se escriba previamente, de forma que algunas oraciones, invocaciones y estructuras no escapen a nuestra memoria, pero siempre dejando espacio a la interpretación libre, espontánea y la improvisación basada en nuestro espíritu e intuición.

Posiblemente el Lector este familiarizado con algunos otros rituales paganos y se pregunte ¿en que se diferencian los rituales Druídicos basados en el paganismo celta y los de otras tradiciones de paganismo ecléctico?

Además de lo expuesto anteriormente, que es una gran diferencia entre los rituales de otras religiones y la Druídica, se pueden enumerar los siguientes puntos diferenciadores del Druidismo Pagano Celta: 

  1. El Druida no realiza sus rituales en un templo.   La tradición Druídica reconoce que no es posible venerar lo sagrado y a la fuerza creadora, dentro de un templo construido por el hombre, pues ¿qué creación humana podría compararse con la creación natural?.  Por tanto el Druida busca un espacio de fuerza en el que se sienta conectado con la naturaleza, el universo y que sea un templo creado por las fuerzas mismas del universo.
  1. El Druida no crea un espacio sagrado, lo busca; dado que reconoce lo sagrado en toda la naturaleza, si bien busca lugares de alta fuerza y contenido espiritual, como pueden ser bosques antiguos, pozos naturales y sagrados, o espacios que han sido consagrados por el tiempo y que han sido marcados por el hombre como stonehenge u otros círculos de piedra. Sin embargo no es parte de la tradición Druídica proyectar o crear un círculo sagrado, si bien pueden delimitarse físicamente el área en el que se llevará acabo el ritual, en especial cuando se hace en comunidad.
  1. El Druida no requiere de la presencia de un sacerdote o sacerdotisa calificados para guiar el ritual.  La tradición Druídica no admite jerarquías, si bien respeta la sabiduría que la experiencia y el conocimiento dan.  Algunas comunidades asignan al Druida con más experiencia el conducir el ritual, sin embargo la mayoría piden que dentro de la comunidad se ofrezcan voluntarios para dirigir ciertas partes del ritual y cualquiera es digno de llevar a cabo esta tarea, de acuerdo a sus aptitudes, voluntad y entrega.
  1. Las ofrendas son parte importante de todos los rituales, si bien el druidismo moderno no admite en ningún caso el sacrificio humano e incluso la mayoría de las órdenes tampoco admiten el sacrificio animal; el concepto de sacrificio ha evolucionado y adaptado a la era y los valores de nuestra sociedad actual.  Un ayuno completo de tres días o la abstinencia de carne (o algún otro alimento) por ese tiempo, son vistos como una forma de sacrificio.  También se admiten los peregrinajes hacia el lugar donde se realizará el rito, o el ofrecimiento de ofrendas, a los ancestros y las deidades, en especial si la ofrenda fue hecha por el propio participante (como puede ser, pan, comida, bebidas, etc) o alguna artesanía, poema, canción o arte, dado que la creación de algo lleva en si misma parte del espíritu del creador, por lo que se está sacrificando y ofreciendo parte de nuestro espíritu en el ritual.   En algunos casos particulares, sobre todo de consagración, algunos Druidas pueden llegar a usar su propia sangre como método, unido con algo de su cuerpo (cabello, piel) y su aliento, como símbolos de los tres reinos dentro de nuestro ser; la tierra está representada por el cuerpo, el mar por la sangre y el cielo por el aliento.  Sin embargo no es necesario e indispensable hacerlo de esta forma, pues se puede impregnar el objeto consagrado con la energía vital del ser de otras formas menos literales. Recomiendo la lectura del artículo: “Un ensayo sobre el sacrificio” de Erynn Rowan Laurie, para ahondar en el tema.
  1. El Druida pide por la paz en cada uno de sus rituales.  Es una tradición ya generalizada que al reconocer las cinco direcciones, esto sea acompañado de una declaración de paz para cada dirección y el mundo entero, bajo su papel de celador de la paz y el amor.
  1. El Druida trabaja con los tres reinos, las cinco direcciones y los doce vientos, así como con el dhuile en sus rituales  y plegarias, el druida no invoca a estas fuerzas, pues reconoce que están constantemente con nosotros todo el tiempo, sino les rinde homenaje. No trabaja, ni invoca a  los cuatro elementos, las cuatro direcciones (los cuartos) y los dioses del viento griegos.  Esto está explicado de mejor forma en el artículo sobre los tres reinos vs los cuatro elementos.
  1. El Druida no invoca al Dios y a la Diosa en sus rituales. El concepto dualista de polaridad de género es ajeno a la tradición celta; o que esto es necesario para encontrar el balance propio del ritual.  No existe evidencia de que los pueblos celtas tuvieran esa fijación con la polaridad de género como en otras tradiciones Indo-Europeas, y en la actualidad muy usada por la religión wicca.  Sin embargo la tradición y ritual Druídico basado en el paganismo celta invoca y rinde homenaje a tres presencias, los dioses (en general o algunos en particular si así lo requiere el ritual)  los ancestros y los espíritus de la naturaleza.
  1. El Druida no necesita de “herramientas” para realizar sus rituales.  Los ritos del druidismo tratan de ajustarse a la sintonía con la naturaleza de la mejor forma posible, por lo que el uso de herramientas creadas por el hombre se trata de minimizar. Si bien el uso de fuegos sagrados (de preferencia encendidos de forma natural, es decir sin fósforos o mecheros de gas) es común, también velas e incienso y por lo tanto candelabros y porta inciensos, así como, en algunas ocasiones, calderos como formas representativas de los tres calderos del universo (calentamiento, movimiento y sabiduría);  lo deseable es utilizar las herramientas que la misma naturaleza nos ofrece
  1. El Druida no usa espadas ni cuchillos ceremoniales. La tradición celta es muy clara en sus mitos e historias sobre el concepto de que el “hierro frío” y otros metales cuando llevados en los rituales eran considerados una ofensa por los Áes Sídhe, por lo que no se considera una buena idea ofender a los espíritus de la tierra y la naturaleza dentro de un ritual que tiene como parte de sus objetivos honrarlos. Por otro lado, los cuchillos y espadas tienen una connotación como armas y el ritual Druídico trata de ser una relación mutua de respeto y hospitalidad con los dioses, los ancestros y los espíritus de la naturaleza.  Si bien es común el uso de bastones ceremoniales hechos de madera de tejo o roble, no es condición necesaria y tienen un efecto más psicológico y ceremonial en algunos ritos y para algunas persona en especial, así como es el uso de capas, hábitos y ropa especial.  Recordemos que “El hábito no hace al monje”.
  1. El Druida no plantea como necesario el uso de drogas para llegar a estados de conciencia alterados en los rituales, en especial cuando se trata de conectar con el otro mundo.  Como alternativas se usan ejercicios de meditación, visualización, ayunos o la combinación de varios. Sin embargo tampoco existe la prohibición del uso ceremonial de algunas drogas de origen natural, pero se advierte que su uso debe ser tomado con mucha seriedad, siempre en compañía de alguien y no por gente sin la experiencia necesaria.
  1. La tradición druídica no utiliza las runas o el tarot como métodos adivinatorios y mágicos. Si bien es cierto que muchos Druidas tienen conocimiento en estas artes adivinatorias, son vistas como elementos adicionales y complementarios, con la conciencia de ser formas externas y pertenecientes a otras culturas, que no es la celta, y por tanto un bagaje cultural diferente que debe ser respetado, estudiado y comprendido antes de usarlas.  De la misma manera, el método adivinatorio y de magia Druídico, el Ogham, no debe usarse a la ligera, y su uso debe llevar un estudio previo del significado, asociaciones lingüiticas, culturales, espirituales y cosmovisión celtas.

 

Ya entendido lo que No es un ritual Druídico, desde la óptica del Paganismo Celta, a través de esta pequeña síntesis, talvez el lector se preguntará, ¿Entonces como es un ritual Druida?

Como se comentó anteriormente no existe un único ritual o normas, sin embargo existen ciertos puntos en común que la mayoría de los Druidas llevan a cabo; al final de este artículo encontrarás ejemplos de rituales que pueden dar un mejor entendimiento de este tema.  Reiterando que son sólo formas de ejemplificar y visiones particulares basadas en los estudios e inspiración celtas, y que cada uno es libre de modificar, siempre teniendo en cuenta el contexto cultural Druídico y tratando de evitar, sino existen razones de peso, la mezcla con otros ritos, como muestra de respeto a la tradición celta, así como a las tradiciones de otras religiones.

En los casos en los que el Druidismo es tomado como un camino filosófico a integrar en otra religión, es válido combinar los dos ritos, pero siempre entendiendo, comprendiendo cada uno por separado para poder crear, con bases firmes y conocimiento de causa, un nuevo ritual.

Cuando un Druida es invitado a una ceremonia ecuménica o a un ritual de comunidad pagana en general deberá usar su juicio y sentido común para saber como incorporar sus ritos y plegarias personales con los de la comunidad.
Los puntos comunes en un ritual Druida son:

1) Apertura

En esta fase se habla sobre el propósito del ritual ante la comunidad y ante los espíritus y deidades

Bienvenida de los espíritus

En esta fase se da la bienvenida a los espíritus que nos acompañaran en el ritual, los espíritus de la tierra, los ancestros y las deidades

2) Honrar a las deidades y abrir las puertas al otro mundo

En esta fase se honra a las deidades particulares que nos asistiran en el ritual, también puede ser común, si es congruente con la teología de quien realice el ritual dar las gracias y pedir la bendición del Dios supremo o patrón del Druida o Druidas.
Posteriormente se pide respetuosamente a Mannannán Mac Lir, cuidador del portal entre los mundos que abra el portal entre los mundos.

3) Centrarse en los tres reinos

Reconocer la existencia de los tres reinos y sus virtudes, así como situarse espiritualmente en el centro de ellos.

4) Encender la luz sagrada

El fuego es el espíritu transformador, es común en todos los rituales encender un fuego sagrado y reconocer su luz transformadora

5) Purificación

Con el uso de humo y agua se purifican las herramientas y a los asistentes del ritual

6) Honrar y unificarse con la tierra

En todo ritual Druida se honra y se busca la unificación con la naturaleza

7) Cuerpo del ritual

La intención de por que se está haciendo el ritual se ve presente en esta fase

8) Ofrecimiento de las ofrendas

Se ofrecen ofrendas a los espíritus, deidades y a los Aes Sídhe

9) Poesía y canto

En esta fase la comunidad puede aprovechar para recitar poemas o canciones apropiadas para el momento, es parte de las ofrendas que se realizan y también del trabajo comunitario.

10) Gracias y Conclusión

En esta fase se agradece a los espíritus y deidades por haber asistido al ritual, se les dice hasta pronto y se cierra la conexión con el otro mundo agradeciendo a Manannán su intervención y la(s) Deidad(es) suprema(s) por permitir el ritual.

11) Fiesta

Es común dentro de las comunidades Druidas hacer una fiesta al concluir el rito formal, compartir la hospitalidad y realizar actividades en común.

 

Copyright 2008 © Álvaro Herrera López

No debe ser reproducido total o parcialmente, ni usado en otros sitios web sin el permiso adecuado

 

 

 

 
arbol