banner
 

Festividades

Como es explicado en la sección de rituales, estos forman parte integral de el camino Druídico, la celebración de los festivales mayores, no sólo es un intento de recuperar las festividades de antaño y aprovecharlas para acrecentar el sentido de comunidad y pertenencia.   Es también, un proceso personal, para entrar en sintonía con los ciclos de la tierra, de las estaciones que marca su paso alrededor del sol, así como de los ciclos de la luna alrededor de la tierra; y de esta forma desarrollar un mayor involucramiento con nuestro planeta y nuestro entorno.
Aunque la mayoría de las organizaciones paganas celebran ocho festivales anuales, incluyendo gran parte de las organizaciones de Druidas, sabemos que los celtas de la antigüedad no lo hacían.
Existen cuatro festivales en los que todas las organizaciones de Druidas están de acuerdo en su celebración.


Samhain (pronunciado Sauin)
Esta festividad se lleva a cabo durante tres noches, comenzando en la víspera del primero de noviembre  (es decir el 31 de octubre en la noche).  Se ha tomado como consenso de llamar a la Oiche Shamhna (noche de samhain) el año nuevo celta. Sin embargo algunos académicos todavía discuten si se trataba realmente de una celebración de año nuevo como lo entendemos hoy día, o simplemente un punto importante en el ciclo anual.
Los antiguos celtas, según nos ha llegado bajo los registros de las guerras gálicas de Iulius Caesar, comenzaban su día en la noche; si bien no se sabe si se refería al anochecer o a un punto específico de la noche, como hacemos actualmente que nuestros días empiezan a media noche.  Y por tanto contaban cuantas lunas habían pasado desde cierto acontecimiento.  Tomando en cuenta este criterio, se ha consensuado que Samhain es el principio del año, pues se refiere al inicio de la parte obscura del año.
Samhain, junto con Bealtaine, eran los momentos donde las puertas del Otro Mundo eran accesibles de mejor forma, cuando el velo que separa los dos mundos se hacía sumamente tenue.
La festividad en si tiene dos propósitos principales:
En primer lugar era el advenimiento del invierno, el comienzo de esta etapa fría y obscura, las noches eran más largas (recordemos que en las Islas Británicas e Irlanda, a partir de esa fecha comienza a obscurecer cada día más temprano, llegando a ponerse el sol en la parte más al norte incluso a las 3:30 de la tarde)
La mitología Celta habla de la muerte de Lugh, como portador del sol, en esa fecha, en cuyo lugar un sol falso que no calentaba subía.


La otra dimensión del ritual es la reverencia a los ancestros, durante esta fecha, se ponían ofrendas a los espíritus y almas de aquellos que habían dejado a la tierra, y los Celtas se preparaban para recibir a sus ancestros, pues en esta fecha, cuando el velo es tan delgado entre los mundos, se les permite a los difuntos regresar a esta realidad a visitar a sus familiares.
Se ponían ofrendas de comida y bebida, en especial algo que los ancestros gustaran de, en altares. Se encendían fogatas y antorchas, para guiar a las almas en la noche. En esta noche no se cerraba ninguna puerta o ventana, pues se daba la bienvenida a los ancestros.
La comunidad se reunía para celebrar la llegada de los espíritus, los ancianos hacían reflexiones sobre el año que pasó y los niños jugaban, usualmente disfrazados de forma que los malos espíritus que también rondaban en esa noche no se les acercaran.
Existía la tradición en que los jóvenes de la tribu iban de puerta en puerta recolectando comida y ofrendas para la fiesta del samhain, que al final eran puestas en un altar comunitario.
Talvez esta es la fiesta más conocida fuera del círculo pagano, dado que dio origen a dos festividades populares actuales. Después del advenimiento del Cristianismo, muchas fiestas paganas fueron suprimidas, pero aquellas que estaban enraizadas de tal forma en los pueblos que no era posible prohibirlas fueron “cristianizadas” de esa forma, a pesar de que el dia de todas las almas era celebrado por el Cristianismo el 13 de mayo, el Papa Gregorio III declaró que la festividad debía cambiarse al primero de noviembre, en un intento de eliminar la fiesta pagana.  Esta festividad sigue festejandose por la Iglesia Católica hasta nuestros días.
Posteriormente, la fiesta de todas las almas en inglés (All hallow’s eve) dio origen a otra tradición popular, el Halloween.  Sin embargo, mientras la festividad Cristiana hacia eco a la espiritualidad del día, el Halloween se ha transformado en una festividad popular (y comercial) sin ningún tinte de espiritualidad.
En el hemisferio sur del planeta esta festividad se lleva a cabo el 1º de Mayo, bajo el mismo concepto.


 Imbolc  (pronunciado Imbolg)
Al principio Imbolc no era una celebración calendárica del ciclo terrestre, sino una celebración a la diosa Brighid, en Irlanda; pero no era tomada en cuenta por los celtas del continente. Después de la conquista Romana, las únicas tierras celtas que quedaron libres fueron Gales, Escocia e Irlanda, por lo que esta celebración continuó y adquirío el carácter de observancia en todas las regiones celtas.
Imbolc, celebrado el 1º de febrero, anuncia el comienzo de la primavera, la vuelta del sol, después del duro invierno, es a partir de esta fecha que las flores comienzan a brotar y los días comienzan a ser un poco más largos. Se celebra el advenimiento de la fertilidad y la luz, encarnadas en Brighid.
Brighid es considerada una diosa triple, patrona de la poesía, las artes y la curación. En esta celebración es la que trae la luz y fertilidad a la tierra.
En Roma este mismo día se celebraba a Juno-Februa, la diosa del matrimonio, madre de Marte, por lo que se iluminaba la ciudad con velas y procesiones en su honor.  En México era el principio del año, que se celebraba también con fogatas y antorchas.  La Iglesia Católica conmemora el día de la candelaria, día en que Jesús es presentado en el templo, y donde se le da el nombre de luz del mundo.
Por tanto, para muchas tradiciones, a lo largo del mundo, esta fecha conmemora el regreso de la luz al mundo, del fuego transformador.
Este festival es celebrado el 1º de Agosto en el hemisferio sur.


Bealtaine (pronunciado Bialtine)
Es el festival que marca el comienzo del verano, celebrado el 1º de mayo. Es, junto con Samhain, el festival de más importancia, pues marca el comienzo de la segunda parte del año, la parte luminosa.
En irlandés moderno incluso los nombre de los meses cuando se celebran estos festivales han tomado el nombre del festival, y así como Noviembre se dice Samhain, Mayo se dice Bealtaine.
En este festival se conmemora el fuego de Bile, el árbol sagrado, consorte de Danna, madre de los dioses irlandeses. Bile o Bel es asociado con el sol y la fertilidad, patrón de la agricultura y el ganado.  La palabra Bealtaine significa literalmente fuego brillante, y hace referencia a los fuegos sagrados que se encendían durante el festival por los Druidas.
Este festival tiene connotaciones de fertilidad, florecimiento, creatividad y unión, tanto físicas como mentales y espirituales.
Este festival se celebra el 1º de noviembre en el hemisferio sur.

Lughnassadh
(pronunciado lugnasa)
Lughnassadh es el festival de Lugh, que marca el principio del otoño. Conmemoraba también la primera cosecha, después del florecimiento del verano, el tiempo de cosechar sus frutos era marcado por este día.  El patron de Lughnassad, Lugh, es el dios de las artes, oficios y habilidades, un dios claramente relacionado como solar.  Se conmemora y festeja al dios solar en esta fecha pues su muerte está próxima, una vez que llegue la noche de Samhain.
Durante esta fiesta se hacian banquetes con los frutos de la primera cosecha, así como bailes y otro tipo de celebraciones. Sin embargo, a pesar de los atributos solares de Lugh, el fuego no era un elemento preponderante en los rituales, posiblemente porque Agosto es el mes más caluroso en Europa y los días son todavía lo suficientemente largos para dar luz hasta tarde.

Equinoxios y solsticios
Los equinoxios y solsticios no eran celebrados por los antiguos celtas, si bien lo más probable es que los druidas conocieran la importancia astronómica de estos días, y talvez algún ritual se llevara a cabo, no eran una celebración popular.
A pesar de que la cultura pre-celtica que construyó los monumentos de stonehenge y newgrange si daba gran importancia a estos días, como puede corroborarse en la alineación de estos círculos de piedra, donde uno marca la salida del sol en el solsticio de verano y otro en el solsticio de invierno; no hay registros de que los pueblos celtas llevaran a cabo celebraciones en estas fechas.
La adición de los equinoxios y solsticios a las celebraciones Druídicas, fue una adición posiblemente del renacimiento del druidismo. Bajo esta tradición de la revitalización Druídica del siglo XVIII se asignaron nombres a estos días, conocidos como los Alban (o luces por su relación con el ciclo solar) basados en el idioma galés, presumiblemente una invención de Edward Williams (1747-I826) también conocido bajo el pseudónimo de Iolo Morganwg.  De esta forma el equinoxio vernal es conocido como Alban Eilir, el solsticio de verano como Alban Hefin, el equinoxio otoñal como Alban Elfed y el solsticio invernal como Alban Arthan.  


Hasta la década de 1940, las órdenes de Druidas, que surgieron tras la revitalización del siglo XVIII y XIX, celebraban solamente las fechas citadas por Williams en sus escritos, con formas y textos basados en las tradiciones herméticas y de magia ceremonial;  Ross Nichols, miembro de la Orden Antigua de Druidas (ADO, por sus siglas en inglés)  después de sus investigaciones del folklore irlandés, se dio cuenta que las festividades de los Celtas se basaban mas bien en los cuatro eventos lunares anuales, explicados anteriormente, por lo que decidió incorporarlas a la tradición revitalista.
Cuando la idea fue rechazada por la jerarquía de ADO, Nichols lo comentó con su amigo Gerald Gardner, que en ese tiempo estaba en el proceso de organizar los elementos de la religión de la que sería fundador, wicca.  Gardner, estuvo de acuerdo con Nichols en la importancia de las festividades y decidió incluirlas en su nueva religión, que comenzaría a practicarse en la década de los 50.   En 1964 Nichols rompe con ADO y forma la Orden de los Bardos, Ovates y Druidas, primera orden de neo-Druidismo pagano, donde se incluyen ya las ocho festividades.
La mayoría de los Druidas modernos tienden a celebrar estas cuatro festividades adicionales por considerarlo una forma de balancear el ritmo solar y lunar del planeta.

 

¿Cómo sabemos de estas fechas?


El conocimiento de las fechas que los celtas tenían, nos viene en gran medida gracias a Calendario de Coligny.  Este calendario, así como nuestro actual calendario, es un intento de conciliar los ciclos lunares y solares, sin embargo a diferencia del nuestro es de orientación lunar; lo que explica de la posición del sol en los equinoxios y solsticios no fuera de gran importancia para ellos.

El calendario se dividía en dos mitades, la parte obscura que comenzaba con el mes Samonios (el mes lunar que comprende octubre y noviembre) y la parte luminosa, que comenzaba con el mes Giamonios (el mes lunar de Abril y Mayo).  Con sus correspondencias a el Samhain y Bealtaine insulares.
El calendario también marca como especial la luna entre el solsticio de verano y el equinoxio de otoño (Lughnasadh) pero omite la que se encuentra entre el solsticio de invierno y el equinoxio vernal (Imbolc)

También, estas festividades quedaron registradas por los primeros monjes cristianos de las Islas Británicas y en Irlanda en específico la tradición de su festejo continuó hasta el siglo XVII en las áreas rurales.


 

Copyright 2008 © Álvaro Herrera López

No debe ser reproducido total o parcialmente, ni usado en otros sitios web sin el permiso adecuado

 

 
arbol