banner
 

Ética y valores en el Druidismo

“Como una tradición espiritual basada en la reverencia por y conexión con los poderes de la naturaleza, más que cualquier otra cosa, el Druidismo nos enseña a honrar la vida… La ética del Druida está basada en liberarnos de la ignorancia y la creación respetuosa de las más profundas y sagradas relaciones– Emma Restall Orr, Druidismo y la Opción Ética

El autor clásico estrabo escribió que los Druidas estudiaban “filosofía moral”. El autor Brendan Myers, en su escrito “The Ethical Paradigm of Druidism”, o el paradigma ético del Druidismo,  concluye que el primer principio moral de las sociedades de Celtas era la devoción a la verdad. En el Testamento de Morann, un documento escrito entre el siglo VII y XIX, pero que tiene sus raíces en las antiguas tradiciones pre-Cristianas, habla del consejo que se le da a un príncipe de cómo debe de reinar:

Déjalo magnificar la verdad, y eso lo magnificará a él
Déjalo reforzar la verdad, y eso lo reforzará a él.
A través de la verdad del que reina, la mortandad masiva es evitada para el hombre.
A través de la verdad del que reina, toda la tierra es fertilizada y los nacimientos dignos.
A través de la verdad del que reina, hay abundancia de altas espigas de trigo.

Se dice también que San Patricio, en su diálogo con Oisin, hijo de Fionn MacCumhall, preguntó que sostenía a los celtas antes del advenimiento del Cristianismo, a lo que él respondió: “La verdad que estaba en nuestros corazones, la fuerza en nuestros brazos y el cumplimiento en nuestras lenguas”. Myers concluye que: “Es interesante que él (Oisin) cite primero la verdad, como se pensaba la verdad tenia un lugar de gran importancia en la cultura. Esta evidencia me lleva a pensar que el primer principio moral del Druidismo es este: En una situación donde una decisión moral se debe tomar, debemos siempre escoger la verdad, en la expansión y enriquecimiento del conocimiento humano, en nosotros mismos y los demás, y a todos los niveles de nuestro ser”.

En el análisis final, Myers sugiere que los Druidas no deben atenerse a reglas específicas y autoridades que determinen lo que debe ser una conducta ética propia. Sino ve que al convertirse en una persona determinada, basada en los preceptos morales, espirituales y cosmológicos del Druidismo, el comportamiento ético emerge de manera natural.

Otra autora, Athelia Nihtscada, basada en la tradición céltica y el estudio de la ley Brehon, concluye once principios del código de conducta del Druidismo.

  1. Cada acción trae su consecuencia que debe ser tomada en cuenta y se debe estar preparado para compensar por nuestras acciones, si así es requerido.
  2. Toda vida es sagrada y todos son responsables de velar en que este estándar sea respetado.
  3. Se vive dentro de una sociedad y se está atado a sus reglas.
  4. Trabajar con altas expectativas y estándares.
  5. Llevar un modo honesto de vivir.
  6. Ser buen anfitrión, así como un buen huésped.
  7. Se debe cuidar de uno mismo; la salud era tomada en alta estima, al punto que una persona podía ser multada por sobre peso debido a la falta de cuidado.
  8. Servicio a la comunidad
  9. Mantener un balance sano entre lo espiritual y lo mundano.
  10. Mantener en alto la verdad, empezando con nosotros mismos
  11. Estar seguro en tus convicciones, particularmente cuando se va a realizar un juicio hacia alguien más, así como cuando se debata. Deberás preguntarte a ti mismo: ¿Estoy realmente seguro? ¿Realmente se que eso es así?

 

Pese a existir múltiples referencias en los textos antiguos sobre la ética de las sociedades celtas, pocos libros y escritos actuales se han escrito sobre el tema, por la comunidad Druídica, dado que la mayoría de los Druidas evitan imponer sus estándares morales a otros, sabiendo del gran daño que históricamente esto ha causado en las sociedades y el mundo entero; por lo que el Druidismo no intenta dicta que tipo de Teología o comportamiento deben tener los demás o el mundo, o como comportarse, sino se trata de una transformación individual y personal.

La mayoría de los Druidas llevan un estándar ético y moral alto que es percibido en sus acciones, más que en sus palabras y discursos. Basados en los valores y espiritualidad que el camino Druídico lleva implícito. Pero nunca convirtiendo esos preceptos morales en un dogma que condene a quien no sigan la misma forma de actuar. 1

Los estándares éticos incluyen tomar responsabilidad de nuestros actos y pensamientos; estar conciente de nuestra relación con nuestra sociedad y al final con la red de vida que forma el universo, aceptar el valor de los sentimientos y ocasiones negativas, sin sentir dolor, tristeza, ansiedad, soledad, etc. No podremos usarlos como una antítesis a los sentimientos positivos y seremos incapaces de llegar a una síntesis y conclusión que nos haga crecer.  Y sobre todo los estándares de integridad y valor a los demás (servicio) en el mundo.

El camino Druídico nos pide, estar abiertos a la inspiración y belleza de la naturaleza y el arte, a través de el amor a la creatividad; estando en balance y armonía con la naturaleza y lo que nos rodea, y el arte en todas sus formas, así como siguiendo las creencias base del Druidismo, las siguientes cualidades emergen naturalmente como valores que pueden formar las bases  en las decisiones y comportamiento que tenemos.

 

Tomado de Ethics and Values in Druidism, del sitio web de OBOD

Reproducido y traducido bajo el permiso de los autores; , no debe ser reproducido total o parcialmente, ni usado en otros sitios web sin el permiso adecuado.

La Órden de los Bardos, Ovates y Druidas (OBOD), es la Órden Internacional de Druidas más grande y antigua en la actualidad, se autodefine como un grupo espiritual dedicado a la práctica, enseñanza y desarrollo del Druidismo como una espiritualidad de valor e inspiradora. Reúne dentro de sus miembros a Druidas de diversos puntos de vista, desde Paganos Celtas, Wiccanos, Cristianos e inclusive ateos.

 

 

 

 
arbol