banner
 

¿Qué es un Druida?

Ante esta pregunta tan básica, nos encontramos en que la respuesta es más compleja de lo que se podría pensar. El propósito de este sitio es ayudar a responder esa pregunta, a que cada uno pueda llegar a la conclusión que su propia meditación y su propio camino lo lleven.

Sin embargo es necesario acotar ciertos parámetros, y hacer referencia a quienes fueron los Druidas en la antigüedad y quienes son los Druidas hoy en día.

Los Druidas eran una clase social entre los Celtas, dedicada al estudio de las artes y el conocimiento, eran Maestros, Filósofosos, Jueces, Médicos,  Consejeros, Teólogos. 

El entrenamiento de un Druida requería 19 años de estudio de tiempo completo, conectando este ciclo con el ciclo lunar en donde la luna converge con el ciclo solar. Es decir, cada 19 años el ciclo lunar se repite exactamente en el mismo día (solar).  Dentro de estos años de estudio el Druida se concentraba en un rango amplio de estudios, desde poesía e historia, herbolaria, adivinación, magia, legislatura, habilidades manuales, etc. Los maestros que llegaban a dominar un área específica eran llamados File, y quienes compartían su conocimiento eran llamados Draoi, que proviene de la misma palabra que Dair, Roble, por lo que se conocían como aquellos que enseñan bajo el roble.

Aunque discutido entre algunos académicos, es un acuerdo común que los escalones que un Druida seguía eran tres.  Bardos, Ovates y Druidas.

El Bardo era aquel que estudiaba la tradición, historia y mitología Celta, también desarrollaba sus habilidades artísticas en poesía y música, y era el encargado de transmitir de generación en generación la sabiduría de los Celtas.

El Ovate, palabra derivada de vate, vocablo acuñado por Iulius Caesar para referirse a los Druidas que se encargaban de la herbolaria y la adivinación, era un profeta, era aquel que se encargaba del conocimiento mágico de las plantas, animales y rocas, así como las estrellas y el universo. Eran la clase dentro de los Druidas que se acercaba más a lo que ahora conocemos como Shamán.

El Druida era el maestro que conocía y dominaba las dos ramas anteriores, era también el hombre sabio que dominaba alguna especialidad y que enseñaba a los demás.  Eran los encargados de resolver disputas, como jueces, de estudiar la filosofía natural y moral, de discutir la teología.  El Druida era aquel que podía recolectar las plantas necesarias para una medicina, conocía las voces de los animales para saber solo con escucharlas que predador estaba cerca y hacia donde se dirigian, era aquel que podía, a través de la meditación acceder al otro mundo en busca de inspiración e iluminación. Conocía el patrón de las estrellas; podía recitar los poemas que contenian la sabiduría antigua. Trabajaba con el alfabeto sagrado Ogham para magia y adivinación, podía distinguir el bien y el mal y dar una forma acertada de veredicto; conocía la voz de los dioses y su saber.  Dominaba las enseñanzas del cielo, la tierra y el mar.

La canción de Amergin, el Druida que acompañó a los Milesianos en la Invasión de Irlanda y la lucha con los dioses, los Tuatha dé Dannan, es una bella invocación que expone lo que era ser un Druida.

Am gaeth i m-muir
Am tond trethan
Am fuaim mara
Am dam secht ndirend
Am séig i n-aill
Am dér gréne
Am cain lubai
Am torc ar gail
Am he i l-lind
Am loch i m-maig
Am brí a ndai
Am bri i fodb fras feochtu
Am dé delbas do chind codnu
Coiche nod gleith clochur slébe
Cia on co tagair aesa éscai
Cia du i l-laig fuiniud gréne
Cia beir buar o thig tethrach
Cia buar tethrach tibi
Cia dám, cia dé delbas faebru a ndind ailsiu
Cáinte im gai, cainte gaithe

 

Soy el viento del mar
Soy la ola de tormenta
Soy el sonido del océano
Soy el toro de los siete cuernos
Soy el halcón en la cara del risco
Soy la lágrima del sol
Soy la flor bella
Soy el jabalí salvaje
Soy el salmón en el lago
Soy el lago en la planicie
Soy la palabra desafiantes
Soy la lanza de carga en el combate
Soy el dios que puso el fuego en tu cabeza
¿Quién hizo los caminos a través de las piedras de las motañas?
¿Quién conoce la edad de la luna?
¿Quién conoce donde el sol se pone?
¿Quién tomó el Ganado de la casa del Cuervo de Guerra?
¿Qué ley, que dios, creo las cordilleras?
La palabra que corta, la palabra fría.

 

El papel del Druida en la sociedad céltica precristiana está ampliamente documentado.
Si bien, no existía un sacerdocio dentro de los pueblos celtas equivalente al sacerdocio cristiano, muchos de los roles del Druida caían en este concepto.

El Druida tenía dentro de sus obligaciones el oficiar ceremonias, presidir sacrificios, adivinación y profecía, así como la interpretación de la ley natural. Sus funciones eran de sacerdote, mago, shamán, y líder espiritual y mágico.

La sociedad céltica Antigua no era una sociedad igualitaria, sino altamente jerárquica, con una estructura que contenía muchos niveles de estatus social, definidos por las habilidades, conocimiento, riqueza y también por posiciones por elección, en ámbitos seculares y sacros.  La descripción de estos títulos se puede encontrar en cientos, sino miles de leyes, textos míticos, historias, genealogías y virtualmente en cada comentario de la vida de una persona, lugares y tradición.

Los Filid, tenían un amplio sistema de jerarquías y títulos así como requerimientos en su estudio y currícula. (estudios en formas métricas, composición, técnica poética, lenguaje, ogham, etc) y esto ha quedado registrado en compendios como el Uraicecht na Ríar, que explica las reglas en el aprendizaje y entrenamiento de los Filid. Textos legales como el
 Bretha Nemed Toísech,  Déidenach, Uraicecht Becc y Críth Gablach describen el estatus y privilegios legales de una persona de acuerdo a su profesión y rango.

Uno de los más altos rangos era el de Ollam (llamado Ollamh en Irlandés moderno) que denota un Experto/Maestro/Jefe dentro de una profesión y era aplicado usualmente al Jefe Poeta o Juez, en el caso de los Filid. El rango de Ollam era equivalente al de un Rey de una Tuath (o tribu) estos rangos eran aplicados también a otras artes que no fueran la poesía, como los juristas (Brithemain) o médicos (Liaig)

El rango de Druidas estaba considerado como dentro de los sagrados/privilegiados, bajo el nombre de Doer Nemed, donde algunas de sus funciones son detalladas. [Kelly, 1988 y re-ediciones] así como las restricciones o aplicaciones de la ley en cuento a los Druidas concierne; como por ejemplo el uso de la magia, la participación en la guerra, posibilidad de juzgar, presentación de juramentos, etc.

Autores clásicos como Posidonius, Timaeus, Caesar, Pliny el Sabio, Lucan, Cyril de Alexandria, Timagenes, etc. citan el alto nivel de organización de los druidas de la Galia, la existencia de escuelas de Druidas y las asambleas anuales para llegar a acuerdos acerca de la enseñanza de la ley, las funciones de los druidas como filósofos y cuidadores de la sabiduría tradicional; así como la categorización en Druidas, Ovates, Bardos, etc. [ref. Chadwick, 1966]

La Prohibición de los emperadores Claudio y Augusto de los druidas, hace ver la importancia que estos tenían en la sociedad, para ser considerados una amenaza para la estabilidad política y social impuesta por Roma.  La prohibición posterior de la Iglesia católica en las Islas, es reflejo de lo mismo.

Al acercarnos a la mitología y sagas podemos ver que los Druidas fungían como consejeros de Reyes y consejeros espirituales.

El Druida en la actualidad, está basado en ese conocimiento y arquetipo antiguo, pero adaptado a los tiempos modernos. Graeme K. Talboys, habla de lo que es un druida en su libro "The Druid Way"

Tal vez la mejor definición de Druida es la que hace Brendan Myers, el autor define al Druida moderno como sigue:

El Druida es un celador profesional de los misterios vivos espirituales como son expresados en las formas culturales celtas.

Bajo esta definición podemos encontrar algunas pistas de lo que es ser un Druida hoy dia.

Profesional, se refiere a tener las habilidades y capacidad que se necesita para ser responsable ante nuestra “tribu” y no solo ante nosotros mismos. Es poner nuestras habilidades al servicio de la comunidad, como un ser humano que lleva el conocimiento y estudio avanzados y suficientes.  Del mismo modo que un profesional en nuestra sociedad es aquel que está calificado para realizar un trabajo ante la comunidad.

Celador; esta palabra involucra una seria de ideas, como investigador, observador, el que conoce, el que opera usa y resguarda. El druida es celador ya que el observa y usa con cuidado algo.

Misterios espirituales;  Los misterios espirituales existen y han existido siempre, y son reconocibles por todos. Son las experiencias de vida, y las fuerzas del mundo que dan forma a la realidad y significado a nuestra existencia.

Vivientes; enfatiza en que estos misterios son algo real y accesible, y no algo oculto y desconocido, son algo que se manifiesta en nuestra vida diaria.

Expresados en las formas culturales Celtas; los misterios espirituales pueden ser accesibles desde muchos caminos, existen muchas espiritualidades, filosofías y religiones que buscan esta misma meta; sin embargo lo que distigue al Druida es que lo hace desde la óptica del Paganismo celta, con todo el bagaje cultural, espiritual, religioso y artístico que estos pueblos nos heredaron.

El mismo autor en su libro Dangerous Religion, Religión peligrosa, expone que: “El Druidismo es el renacimiento de una antigua religión celta que tiene a la tierra y el medio ambiente como sagrados y promueve la moralidad basada en la verdad, el honor, la fuerza y la justicia”.

 

 

 

Copyright 2008 © Álvaro Herrera López

No debe ser reproducido total o parcialmente, ni usado en otros sitios web sin el permiso adecuado

 

 
arbol